Oportunidades para las PYMES españolas en Perú

Durante la exposición de Aurelia Ramírez,  Gerente de la Cámara de Comercio de Perú en España, que tuvo lugar el 14 de octubre pudimos descubrir el atractivo comercial y de negocio para las empresas del país andino.

En una primera parte explicó los comienzos y la situación actual de la  Cámara de Comercio de Perú en España (CCPE), donde se puso de manifiesto el empeño por facilitar tanto la implantación de negocios en Perú como la posibilidad de incrementar las relaciones comerciales con su país. Quedó de manifiesto el valor añadido de esa iniciativa aportando sobretodo calidad en los servicios, conocimiento profundo de la realidad de ambos países y la posibilidad de participar de los contactos tanto para grandes corporaciones como para negocios de menor tamaño. Quedó patente que si alguien piensa que existe alguna oportunidad comercial en Perú no puede obviar acercarse a la CCPE para estudiar una posible colaboración.

En la segunda parte presentó un panorama sumamente atractivo de Perú para diversos sectores de negocio. Empezando por un breve recorrido histórico destacó la seguridad jurídica con la posibilidad de arbitraje internacional y la senda de crecimiento continuado durante más de 15 años, que garantiza una posibilidad de funcionamiento al estilo “occidental” para los emprendedores. No ocultó las dificultades y las necesidades también sociales que afectan al país, que por otro lado pueden verse como oportunidades de colaborar en el desarrollo del mismo.

Sectores tradicionales como la minería y la pesca conviven con otros en crecimiento como la construcción, los agronegocios y sus necesidades de adyacentes (regadíos, transporte, conserveras, etc.), los servicios, infraestructuras (ferroviarias, carreteras, puertos, aeropuertos), energético (hidráulico, hidrocarburos), textil, turismo. En muchos de ellos con necesidad de formación y trasferencia de conocimiento que puede ser aportado por empresas de aquí. Con el valor añadido del idioma común, que tanto facilita la posibilidad de acuerdos y el entendimiento mutuo.

Por último, brevemente describió algunos puntos de la idiosincrasia peruana que conviene tener en cuenta a la hora de comenzar una relación comercial en aquel país.

No hay comentarios

Agregar comentario